Blog Tierra Libre Digital

domingo

Crisis energética I, consecuencia de políticas erróneas

Valle Sierras Chicas. Córdoba. Especial Tierra Libre Digital. Estamos en pleno proceso de cierre del número especial que hemos anunciado previamente. No obstante, la investigación sobre éste tema nos ha permitido recolectar y seleccionar 14 páginas completas de links hacia las mejores notas sobre éste problema candente. Dará por tanto para una serie de varias entregas dosificadas a lo largo de éste mes y en los próximos.
Ya lo planteábamos el año pasado cuando advertíamos sobre los problemas ambientales y la crisis que se anunciaba pudiendo encararse proyectos con energías alternativas.
Ahora se plantea la urgencia y la viabilidad de aquellos emprendimientos que den solución inmediata a la situación pero también hay que tener la vista puesta a mediano y largo plazo como para aquellas tecnologías que podrían sustituir los combustibles que mayormente hoy se usan como los fósiles.
Hay como una corriente bastante asentada en todo el mundo en dar nuevo impulso a la energía nuclear, como el Grupo de expertos de la ONU que recomiendan “capturar” el CO2 y apelar a la energía nuclear, que supuestamente con plantas de tercera generación, pueda llegar a ser más seguras y eficientes, aunque contaminantes, y que ante la “ausencia” de otras alternativas a la mano se lo presentan como un cambio forzado por el que surgen como “hongos” nuevas centrales nucleares en distintas partes del mundo y también en América Latina. En la Argentina se anunció la finalización de la central Atucha II que se encuentra parada desde los 90 después de miles de millones de dólares invertidos aunque se necesitarán 1.800 millones de dólares más, mientras avanza el diseño de una cuarta central nuclear no con el modelo argentino diseñado sino con el canadiense como la central cordobesa de Embalse y planean que se vuelva a producir uranio en la Argentina tras diez años sin actividad en principio con una mina pero se encuentran en estudio otros yacimientos de éste mineral. Paralelamente en Córdoba surgieron críticas de ambientalistas para el proyecto estatal para explotar uranio en nuestro territorio. Ya habíamos tratado el tema de la vieja planta de uranio aún no solucionado y del tránsito de éste material por las rutas de Córdoba cuando poníamos de relieve la paradoja de no al cigarrillo pero sí a la contaminación tóxica y nuclear. Hace falta menos marketing barato y medidas superficiales en el gobierno y más políticas de fondo que aborden seriamente el tema medioambiental.
Mientras en materia nuclear nuestro vecino más poderoso, Brasil, lanzó una millonaria inversión para impulsar un ambicioso plan nuclear que incluye hasta el primer submarino atómico que va a desbalancear aún más el equilibrio de fuerzas en el continente hasta ahora libre de armamento nuclear. Más allá que no seamos partidarios de ese tipo de armas, teniéndola ellos obliga a la Argentina a tener su propio desarrollo en la materia, aunque no se haya hecho nada aún.
Pero más interesantes y desde ya más seguras y saludables son las energías alternativas y las nuevas tecnologías aplicadas al desarrollo de energías limpias. Aunque algunos de esos proyectos tengan mas luces que sombras como los biocombustibles sobre los que surgen muchos cuestionamientos.
Luego de los anuncios en conjunto de los presidentes G. Bush y Lula Da Silva, Los EE.UU. buscan desembarcar con su proyecto regional de biocombustible en la Argentina, que aún con un aparato productivo apoyado en gran medida en el modelo agroexportador significaría potenciar aún más el sector primario de la economía y ya se esta está trabajando desde el INTA en la elaboración de un Atlas con las zonas productivas y aptas para cultivos, así es que crean un mapa de zonas aptas para cultivar especies bioenergéticas. Pero no serían las grandes naciones del continente las únicas productoras, ya varios países de América Latina quieren producir biocombustibles y según la CEPAL no solo Argentina y Brasil tienen posibilidades de producirlos sino que es una potencialidad para varios países de Latinoamérica. Si bien todavía el fenómeno no adquiere gran peso, los biocombustibles ya desatan una ola especulativa de empresas e inversores aún cuando no esté del todo clara su viabilidad comercial en nuestro país a la luz de una experiencia local con biodiesel de un productor cordobés. Aunque tenga otras aplicaciones como la investigación y prueba como combustible aéreo como el que hizo volar un Pucará con "biojet" cordobés y dos firmas locales con aportes de fondos extranjeros vayan a invertir US$ 60 millones para producir biodiésel con algas.
Pero mientras de los propios Estados Unidos surgen voces como la de Al Gore que advirtió sobre los peligros del biocombustible, algunos los ven como una nueva revolución energética; otros temen una competencia global por los alimentos, así los combustibles de origen vegetal se ubican en el centro de una controversia muy profunda que hace interrogarse por si realmente ¿pueden constituir una verdadera revolución energética? y más aún, surgen dudas sobre si los combustibles "bio" son garantía de bajo impacto ambiental. Mientras que se alzan voces de alerta que directamente la reprueban como la de Greenpeace para quien “El biodiésel de soja y el etanol de maíz son las peores opciones”. Contrastando con todo ello, en Córdoba se sumaron $ 200 millones que se invertirán en biocombustibles.
Pero existen otras energías renovables como la solar, la eólica y otras menos conocidas como en base al hidrógeno que serían mucho más viables aunque requieran de inversiones y decisiones que afectarán a ciertos intereses, pero con las energías alternativas puede mantenerse nuestro nivel de vida sin dañar tanto el medio ambiente evitando las consecuencias del cambio climático y el calentamiento global que ya se han comenzado a notar fuertemente y poner coto con medidas inmediatas al exacerbado derroche, porque la energía ya no resiste el nivel de consumo mundial . Recordemos que algunos países están trabajando sobre algunos aspectos del protocolo de Kioto porque están obligados a volcar a la atmósfera menos CO2. La Argentina también tendrá que reducir sus emisiones de carbono desde 2012 resalta un investigador del Conicet que se entiende que deberá cambiar el patrón energético por una razón elemental: no hay más hidrocarburos a futuro. Pero ante la crisis energética de nuestro país se pusieron en marcha una serie de inversiones (que ya veremos en una próxima entrega) orientadas básicamente hacia usinas que queman petróleo, gas o carbón y por el faltante de gas para las centrales térmicas ha generado más contaminación por lo que investigan una posible lluvia ácida por el uso de fuel oil.
Debería en cambio prestarse más atención y dedicar el grueso de las inversiones a la energía solar como las que se están realizando en España, donde se construye el mayor complejo solar que ahorrará además 600 mil toneladas de CO2 de ser arrojadas a la atmósfera. O con la energía eólica, especialistas intentan darle impulso en el país ya que tendría los mejores lugares del planeta para su aprovechamiento, aunque un desarrollo previsto en la patagonia quedó truncado y por más que es muchísimo más rápido montar una central eólica para la producción de electricidad necesaria en éstos momentos de crisis, no sería posible porque los fabricantes de todo el mundo no dan abasto y la Argentina no tiene tecnología propia para desarrollarlos. Aunque aquí se lo dejó pasar, en el mundo ya hay 80.000 MW instalados
Veamos un mini-documental de 2 minutos sobre un parque eólico en Río Grande do Sur, en el sur de Brasil, a la altura de Córdoba.

Tendremos la suerte que la próxima conferencia mundial de energía eólica se realizará en octubre en la Argentina, esperemos que el gobierno nacional y los provinciales se involucren e interioricen más sobre el potencial de ésta energía. Por el momento, la Provincia anunció proyecto para generar energía eólica en el sur, y más vale tarde que nunca, aunque hubiera sido deseable que el plan de la EPEC para éste sector se pusiera en marcha mucho antes. Así ya se está avanzando en España para sumar a los molinos terrestres otros parques eólicos marinos
Otra alternativa la constituye el hidrógeno: un proyecto cordobés propone usar energía eólica e hidrógeno para evitar la contaminación y prescindir de los combustibles fósiles, pero en Córdoba y la Argentina hace falta más inversión en investigación y desarrollo de energía a partir del hidrógeno y de la energía eólica.
Mientras que en otros países justamente la I+D (investigación y desarrollo) en general y particularmente con las tecnologías aplicadas a las energías alternativas es un club de pocos, los que más invierten en ciencia. Así ahora China consigue extraer hielo inflamable, una tecnología de avanzada que controlan Japón, Estados Unidos y la India.
Ahora les propongo para finalizar, un documental sobre la energía solar realizado para el Canal Plus de España, predecesor del actual Cuatro, todo un hallazgo, ideal para usuarios con banda ancha (duración media hora).

Relacionadas
Crisis energética II, lo que se viene
Crisis energética III, algunas consecuencias y pronósticos para el futuro
Crisis energética IV: biocombustibles y energía eólica
Cortes continuos de luz por falta de inversión
El gobierno provincial reprueba en infraestructura para el Gran Córdoba
Las cosas que todavía no se resuelven en Sierras Chicas y Córdoba en gral. en pleno siglo XXI
En pocos días ya estamos en calle con nuestra triple edición aniversario. Reservala en los mejores kioscos de las Sierras Chicas y en Córdoba Capital: Kiosco 24 hs de Bv Illia y Chacabuco.
Foto 1: Central Nuclear de Embalse en Córdoba, foto 2: molino eólico.

Etiquetas: , , , , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home