Blog Tierra Libre Digital

martes

Los incendios y el problema del agua en Cordoba

Valle Sierras Chicas. Córdoba. Especial Tierra Libre Digital. En la Argentina, el problema de la desertificación es grave. Nuestro país cuenta con el 75% de tierras áridas y semiáridas, muy propensas a que la actividad humana provoque su inutilidad. A nivel nacional el 20% del territorio está afectado por erosión eólica e hídrica, son más o menos 60 millones de hectáreas. Los territorios poseen un equilibrio que es fácil de romper, por falta de agua se vuelve difícil de recuperar, ya que el ecosistema no llega a reconstruirse", explica Roberto Casas, director del Centro de Investigaciones de Recursos Naturales del INTA.
GTZ es una organización alemana que se encarga de apoyar el desarrollo del plan del gobierno, y trabaja a nivel nacional, provincial y local a través de ONGs y estaciones del INTA. Iris Barth, coordinadora y asesora técnica de GTZ en el plan de Desarrollo Sustentable en las Zonas Áridas y Semiáridas de la Argentina, afirma que "la situación es tremenda. La lucha contra la desertificación está ligada a la lucha contra la pobreza".
Así como dice el biólogo Raúl Montenegro, mientras no haya respuestas eficaces a situaciones graves, ni funcionarios que sepan de ecología, el desierto en Cba. está a la vuelta de la esquina. Y que ciudadanos y funcionarios parecen no darse cuenta de que los incendios y los desmontes combinados están comprometiendo nuestra seguridad hídrica, la supervivencia de los frágiles suelos serranos, y hasta el perfil turístico de Córdoba. Actualmente sólo queda el dos por ciento de la superficie original que ocupaba el bosque serrano, y el ocho por ciento del ambiente chaqueño de llanura. Cada incendio y cada nuevo desmonte nos acercan más a esas sierras calcinadas. El valle de Punilla siempre fue uno de los menos agraciados en bellezas naturales y vegetación, y ahora parece un paisaje lunar.
Como explica el titular de la fundación FUNAM, la serranías con sus bosques eran una fábrica de agua. Pero el fuego acaba con eso: impide el retorno de materia orgánica al suelo, favorece la erosión, y lo compacta. La impermeabilización impide que el suelo absorba el agua de lluvia y los ríos de Córdoba obtienen su agua de las serranías. Antes de que comenzasen los incendios y desmontes a gran escala, el buen funcionamiento del ecosistema nativo garantizaba la provisión de agua, incluso en inviernos de años muy secos. Ahora puede verse que muchos ríos cordobeses en gran parte del año están prácticamente secos, como los del valle de las Sierras Chicas, a excepción de los Agua de Oro y La Granja.
Córdoba tiene la tasa más alta de deforestación de la Argentina y muy superior a la tasa mundial. En menos de un siglo Córdoba perdió más del 87 por ciento de sus bosques nativos. La pérdida ha sido más grave en las sierras, cercana al 94 por ciento. Fuego y desmonte se combinan en Córdoba para destruir el funcionamiento de nuestras principales cuencas hídricas.
Y en éstos años en que el gobernador José De la Sota dilapidó recursos, nombró a cualquiera al frente de la Agencia Córdoba Ambiente, y se distribuyeron algunos pocos árboles en departamentos como del sur cordobés, pero nada, absolutamente nada, sobre la el faldón alto de nuestras sierras, y es así que el valle de las Sierras Chicas vive en una permanente y cada vez más agravada crisis hídrica. Los ríos de Río Ceballos y Salsipuedes, son casi escuálidas vertientes y eso que éste año los incendios coronaron lo alto de sus cuencas hídricas y no tanto su desarrollo, a excepción de un foco en el Pan de Azúcar.
Justamente sobre éste punto, interrogué a los ingenieros de la Dipas y de la UNC que realizaron el estudio sobre los acueductos necesarios para dar una solución de mediano plazo a Salsipuedes, y remarcaron que las obras de los 2 acueductos necesarios para la provisión del vital elemento a la localidad necesariamente deberían ser acompañadas sí o sí, por aquellos dos puntos que planteaba, la forestación y protección de la cuenca hídrica y las obras de saneamiento – cloacas- en el zona céntrica.
Tarde se declaró la emergencia ambiental, y quedó mas que claro que el siniestro desnudó una vez más, falencias del Plan Nacional de Manejo del Fuego y la falta de coordinación con el Gobierno de la Provincia. Mas tarde aún la Secretaría de Ambiente, envió un par de aviones hidrantes y se le ofreció a Córdoba apenas a 100 brigadistas del sur del país expertos en incendios forestales, que el gobierno provincial rechazó –según la Nación– por considerar suficientes los recursos humanos propios. Horaldo Senn, titular de la Agencia Córdoba Ambiente reconoció que no se aceptó el contingente porque con los efectivos que había era suficiente. Estos hechos le valieron que el presidente de la Funam, realizara una denuncia por incumplimiento de los deberes de funcionario publico a los involucrados. Difícilmente propere, con los fiscales que tenemos. El intendente de Los Cocos detenido un día por una fiscal (versión 1 La Voz y versión 2 Clarín) y liberado al siguiente por otro que corrió urgido a aplicar la valoración que oyó del fiscal de Estado -jefe-, (versión 1 La Voz, versión 2 Clarín y versión 3 La Mañana). Fue significativo el movimiento político que hizo el peronismo con el diputado Carlos Caserio a la cabeza para apoyar al intendente sospechado. Pero hay, por otro lado, unas 67 causas por incendios y dos condenas, 14 detenidos por iniciar una fogata, entre otros originados por un asado realizado por un abogado. La totalidad de los incendios parecen que fueron intencionales y algunos recordaron las amenazas de incendiar Cba. de los “padres Cromagnon”. Al menos parcialmente, las pérdidas económicas directas (no contando flora y fauna) hubieran sido de más de 168 millones de dólares. Parte del vuelco de 180 grados que dio La Mañana en su línea editorial, hoy convertida de nuevo en panfleto delasotista, aprovecha la oportunidad para tratar de relacionar el mal desempeño de la funcionaria K con la gestión de Juez.
Curiosa, o no tanto la verdad, la cobertura más bien pobre que brindaron los medios nacionales, aunque días atrás habían enviado una decena de unidades móviles satelitales para transmitir la previa del recital de Callejeros, ahora se conformaron con las notas de sus corresponsales o canales colegas. Por ejemplo Perfil publicó un par de notas como la que habla de la cantidad de hombres combatiendo el fuego, pero luego no trasvasó la nota de la edición impresa del 1/10 (sociedad, pag. 56) a la online sobre la cantidad de años que llevará recuperar la naturaleza perdida ni el especial fotográfico del suplemento Domingo de 6 páginas impactantes de los incendios (sin dudas su version web atrasa). Clarín, se refirió con algo mas de espacio a que el fuego había llegado a Villa Carlos Paz o lo incontrolable que se habían vuelto algunos focos. De los demás ya redundadaría y no se si vale la pena citarlos, mucho cable refritado de agencia y poco más. Mientras quedaba en contraste una nota de La Voz que rescataba la labor de los bomberos voluntarios: un sentimiento sin que te paguen un mango.
Otros recursos hídricos de Córdoba se ven amenazados por como la prolongación de la vida útil de la central nuclear de Embalse y posponen hasta el límite su revisión, sobre el lago de mismo nombre. Es que pareciera que no se comprende la importancia del agua en la supervivencia de los pueblos, las naciones, la vida humana en la tierra. Mientras hay más escasez, más se derrocha, y en casos como Salsipuedes sin agua, el consumo alcanza los 560 litros diarios por habitante, seguramente alimentado por pérdidas del sistema y derrochadores sin sanción como la estación de servicio YPF. Las autoridades miran para otro lado frente al líquido elemento que se presenta cada vez más como insuficiente. Recordemos que distintos estudios marcan una gran sequía para el 2100 o que entonces un tercio del planeta ya será un desierto.
Más información
Escasez extrema de agua: una feroz sequía y el divismo de un intendente explotando el drama

Salsipuedes: la polémica obra del "Grupo Dinosaurio" y el conveniente beneplácito municipal
Por 4 km locos: La autovía Córdoba - Salsipuedes

Cambio climático y calentamiento global: los desmontes, la sequía y los deshielos

Agua sobre las sierras, sustentabilidad y desarrollo

Tragedia irreparable de flora y fauna autóctona por incendios incontrolables en las Sierras Chicas
El caso de Salsipuedes con escasez de agua y responsabilidad de un funcionario

Foto: paisaje lunar en el Pan de Azucar. La Voz del Interior

Etiquetas: , , , , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home