Blog Tierra Libre Digital

viernes

Quién se queda con los fondos del Gran Cordoba?

Valle Sierras Chicas. Córdoba. Especial Tierra Libre Digital. La explosión demográfica se veía venir hace ya hace mas de 10 años cuando era un fenómeno ya visible, y en Tierra Libre hacíamos una nota sobre la falta de planificación con la gente de la maestría de demografía del CEA – UNC.
Hoy cuando nada fue se previó las necesidades de atender el asunto se hace visible, como por ejemplo cuando la demanda de agua en la región se ha quintuplicado y en ciertos pueblos como Salsipuedes ha hecho que el sistema colapse.
Pero se viene una pelea de fondo, justamente por los presupuestos de cada una de las ciudades del conurbano cordobés que no están ajustados a la realidad y particularmente con los aportes proporcionales que les corresponden por coparticipación provincial según la población. Allí es donde surge el problema porque en los gobiernos de José De la Sota no hubo ni un mínimo atisbo de querer solucionar el problema, precisamente porque ha venido utilizando justamente las coparticipaciones políticamente y al parecer no lo habrá, ya que De la Sota negó los fondos al Gran Córdoba. Es más, en muchos periodos en que la administración provincial se ha visto necesitada de aspirar fondos, se ha girado inclusive 1 peso simbólicamente, y después cada municipio tiene que salir a probar las acreencias sobre la provincia. Pero hay un desfazaje entre lo que se gira en el mejor de los casos y lo que verdaderamente corresponde, y es tan notable que finalmente algunos de los intendentes del Gran Córdoba han comenzado a reclamar. Obviamente los que defienden sus pueblos no son de UPC (PJ), cuyo gobierno es el que reparte y que como el dicho siempre se queda con la mejor parte.
Los intendentes metropolitanos que exigen más coparticipación se basan en gran medida de un estudio de la UCC que remarca que al menos Colón recibe $ 3 millones menos de lo que le corresponde, por eso piden se aplique el Censo de 2001 y algunos han decidido plantarle cara al patrón de estancia, que según La Voz eleva a “municipios en pie de guerra”, que vienen solicitando un fondo especial anual de $ 3,2 millones . En particular otros intendentes tiempo atrás ya venían reclamando se distribuyan parte de los ingresos por el del turismo cinegético como se hace con las slots y casinos. Y ya se había hablado antes también de exigir un fondo compensador al estilo del fondo de reparación histórica al conourbano bonaerense (que pagamos todos los argentinos con fondos del Tesoro Nacional) sumado extra a la coparticipación de “LA” provincia, como le dicen a Buenos Aires.
Lo cierto es que tanto como el Gobierno Nacional distribuye muy discrecionalmente los fondos de obras y subsidios, como los del transporte, en el que todos los argentinos financiamos con nuestros impuestos que tengan el transporte, el combustible y la electricidad entre un 70 y 90 % más barata según el servicio con respecto a Córdoba por ejemplo. Por se ha llegado a pedir (que osadía!), que haya un reparto equitativo de los subsidios de Transporte, que paradójicamente lo maneja el cordobés K, Ricardo Jaime. De nuevo, como decía el que será el próximo presidente de la Corte Suprema de la Nación, Ricardo Lorenzetti, a quien hice algunas preguntas en el congreso de FOPEA, todavía arrastramos con discusiones y modelos de enfrentamiento que nunca se superaron, como unitarios/federales. Es que a pesar que el federalismo ganó en los papeles y las batallas, el centralismo se impuso y hoy bien se puede plantear gráficamente la situación como lo hace el principal matutino cordobés: “Buenos Aires versus el resto del país en reparto subsidios transporte”. Es que CBA Capital por ejemplo se ve claramente perjudicada para hacer viable su transporte urbano y por ello cobran nuevo vigor los reclamos de más subsidios nacionales. De alguna forma se tiene que hacer mas justo el reparto y solucionar las inequidades y distorsiones históricas que el Gobierno actual solo continúa en replicarlas. Si bien existe algún pequeño proyecto en cartera, como que la Nación reflotaría el proyecto del ferrourbano, aunque todavía se plantean algunas incógnitas en torno al mismo. A diferencia de Buenos Aires, en la que el gobierno nacional construyó y subisidia, subtes, trenes urbanos y suburbanos, colectivos y un combustible mas barato. Córdoba carece de todo eso, siendo ya casi una megalopolis de 1,5 millones de habitantes con calles muy estrechas y detenta el mayor parque automotor del país en relación a su cantidad de habitantes. Se ha escuchado algo también en torno a un tranvía metropolitano, pero lo importante sería que hubiera un compromiso político de todas las fuerzas de remediar el fenómeno explosivo de la constitución del Gran Córdoba y de su gran déficit de infraestructuras, el que sin dudas exige una mirada nueva, no solo por quien gobierna el distrito capital, sino con el desafío de hacerlo con “ojos metropolitanos”, además que el gobierno nacional debería comprometerse seriamente en reparar ese gran déficit histórico (al menos por los aportes siempre mayores que hace CBA respecto de lo que recibe) y del gobierno provincial especialmente que debería dejar de dilapidar recursos y repartirlos discrecionalmente y hacer que las cuentas del Gran Córdoba sean mas justas y equitativas, aunque el distrito de Colón en particular, le sea casi tan esquivo como la Capital. No en vano el candidato delasotista está premiando y castigando según enseña y manda el patrón, así es que después del apoyo de los intendentes en una solicitada, Schiaretti repartió 1,2 millón en algunos municipios. U otra información del diario oficialista que destaca que la Provincia distribuye 2 millones de pesos entre 26 municipios, y mientras otros tengan que recurrir al endeudamiento externo para encarar obras de infraestructura, como algunos municipios cordobeses que accederán a nuevos créditos del BID. Hasta el momento solo Mendiolaza se ha beneficiado especialmente por ser el boom del boom, con un crecimiento geométrico de su población, como el nuevo acueducto desde el San Roque y la primera en la zona en tener el gasoducto para gas natural ya licitado. Pero son mas los elementos negativos o de sospecha que deja el saliente gobierno de De la Sota sobre hacia dónde van o quién se queda con los fondos que les corresponden al Gran Córdoba: posiblemente a los escandalosos salarios del ejecutivo cordobés y a los gerentes del Banco Oficial, que denunciaron cobraran sueldos de $ 32 mil, o los 3.000 cargos políticos contratados en posiciones jerárquicas que se los adosa al Estado para que paguemos sus punteros políticos, la mala y también dudosa gestión en el ex – Ipam, en el que se dejaron perder miles de vacunas vencidas que costaron 467 mil pesos.
esa muletilla de campaña que no dio resultado y que lleva a preguntarse “ ¿Fracasó la reducción del 30% en los impuestos?”, la enajenación de los pocos bienes que les queda al Estado, como denunciaron que fue “a precio vil” la venta de la ex Escuela Olmos que se vendió por un tercio de lo que podría haber pagado el mercado, quien sabe por qué razón, pero resulta sospechosa también ahí la presencia del puntero regional del gobernador, el ex senador Carlos Presas a cargo de la Corporación Inmobiliaria. En fin una larga lista interminable de probables destinos de plata de los pueblos del Gran Córdoba, aún no podemos saber que destino tuvieron las partidas presupuestadas para la ejecución de la autovía Río Ceballos – Salsipuedes, pero parece que al menos tenemos un indicio de los que nos dejan… como los 10 mil millones de deuda que José De la sota deja a las generaciones futuras de cordobeses según el Frente Nuevo, o como también coincidió el radical Negri: “Este gobierno hipotecó el futuro de los cordobeses”.

Etiquetas: , , , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home