Blog Tierra Libre Digital

viernes

Los colectiveros y el transporte de Cordoba

Valle Sierras Chicas. Córdoba. Especial Tierra Libre Digital. En éstas últimas semanas diferentes hechos han transcurrido en torno al transporte de pasajeros, ya sea urbano, interurbano o de larga distancia. Por ello la importancia de poner el acento en la cuestión y tratar de poner algo de luz en el asunto, tomando como apoyatura siempre las notas enlazadas como estructura del relato hipertextual que forman los artículos de éste blog.
Primero la situación del transporte urbano de Córdoba, es una de las cuestiones más espinosas de los últimos 15 años. Con problemas y crisis constantes, se ve en las puertas de un nuevo conflicto por el reclamo salarial de los choferes, que a ésta altura son los trabajadores mejores pagos del sector público o privado, cobrando hasta 5 veces más que otros trabajadores, tan dignos como ellos y mucha más diferencia todavía sobre todo si es comparado con algunos a los que les ha insumido una gran capacitación como los docentes universitarios que pueden cobrar de media unos 178 pesos o un maestro con 10 años de antigüedad esta otra suma: 559 pesos. No obstante eso, ahora reclaman un incremento del 19 % adicional con el que el sueldo mínimo de un chofer sería de unos 3300 pesos. Pero los empresarios de la Fetap ya advirtieron que no podrán pagar un nuevo aumento sin aumentar el boleto, y lo que pondría también a la empresa municipal de transporte con riesgo de déficit. Pero el intendente Juez dijo que no habrán nuevos aumentos, ya de por sí el de Córdoba, como en otros lugares del interior, el transporte es más caro y cuesta hasta un 66 % más que en la Capital donde es fuertemente subsidiado por el Estado Nacional. De paso, una vez más, el secretario de Transporte fue nuevamente denunciado por el manejo de los subsidios.
Como si fuera poco el bienestar salarial del que gozan los choferes del transporte urbano, es habitual, por no decir como regla que la forma de conducir es cuando menos imprudente y hasta temeraria en algunos casos, tirando los colectivos encima, pasando semáforos en rojo, y protagonizando un rosario de accidentes que evidencian alguna de éstas múltiples conductas. Por ejemplo cuando un niño fue atropellado por colectivero de Tamse, o una jornada accidentada para la Coniferal donde en uno de los 2 choques de la misma empresa hubo 15 heridos, o también de la misma empresa, otro colectivo chocó con ambulancia del 136. En tanto que en otros dos accidentes más, una joven fue arrastrada por 40 metros por un colectivo que la embistió y sufrió la amputación de una pierna, mientras que en el otro un hombre se cayó de una unidad en movimiento porque la puerta permanecía abierta con el vehículo en movimiento.
En una buena síntesis sobre la conducta irresponsable de los colectiveros, con el slogan publicitario municipal “Es público, cuidalo”, el bloger Juan P Martinez, identifica claramente 3 de los típicos comportamientos de los conductores: muchas veces estos no respetan las leyes de transito, tratan mal a los pasajeros y descuidan las unidades, así es que incluyó un curioso video donde muestra como maltratan mecánicamente los ómnibus. Muchas empresas quebradas del viejo sistema, han tenido que afrontar continuas roturas y múltiples accidentes, que por otra parte dejan a los automovilistas, peatones o damnificados en general sin el justo resarcimiento porque los seguros no cubren los accidentes de tránsito de colectivos.
Todavía recuerdo como cuando en la época de Martí, se había puesto especial control porque los colectiveros arrimaran correctamente la unidad a la vereda, imponiendo multas a las empresas que no cumplieran con la norma, pero desde entonces hasta ahora es un viva la pepa, y se cruzan y paran donde mejor les quede bien así se hayan cruzado de carril rápido a la acera en una maniobra y los pasajeros deban descender a la calzada mientras el colectivo esta medio cruzado interrumpiendo además el tránsito.
Por otro lado, está el problema de los colectivos de media y larga distancia. Es reveladora la muestra de la situación del transporte interurbano, donde cada día se detectan 56 ómnibus con irregularidades, y seguramente sería mayor si la eficiencia y la asiduidad de los controles fuera superior y los pasajeros se quejaran al Ersep en vez de hacerlo en la boletería, para que exista una mayor estadística de los incumplimientos y las quejas. Hay que recordar que en el reverso de cada boleto, se propone llamar al Ersep al 0800-888-6898, "si su reclamo no es atendido por esta empresa en 10 días hábiles, o considera la respuesta insatisfactoria". En un curioso negocio fruto de una resolución de la Dirección Transporte de la Pcia. las empresas están obligadas a contratar un 0-800 no con las telefónicas libremente, sino a una empresa que cobra designada por la propia autoridad de control ( y seguramente emparentada con algún funcionario) que cobra un cargo fijo así tenga 1 o 100 llamados, y en muchos casos con los accesos bloqueados a ciertas áreas del interior de donde son los usuarios o prestan el servicio las empresas. Además de las medidas de fuerza de estos empresarios primero no pudiendo viajar de noche y sus choferes después dejaron sin servicio a miles de pasajeros.
En tanto que para los de larga distancia, aunque bajo la órbita también de la CNRT, se suceden accidentes trágicos continuamente en las rutas del país porque fallan los controles sistemáticamente o porque directamente no existen, de hecho en Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe casi no se fiscalizan velocidades máximas, alcoholemia ni el estado del transporte. Aunque se creó una oficina de Ingeniería de Transporte, continúan las falencias y como comprobó Clarín, nadie controla si los choferes de camiones -en éste caso- toman alcohol en la ruta. Por ello, por el estado de las rutas, por la imprudencia, por la explotación laboral de choferes sin el debido descanso, siguen los accidentes con muertos en distintos accidentes de tránsito solo en una mañana con mal tiempo. Y en un blog de La Voz se interroga: ¿Rutas trágicas o asesinos al volante? y nos recuerda las estadísticas del horror, tomadas de la ONG Luchemos por la Vida que además nos dá una perspectiva completa en una comparativa con el resto del mundo. Y para quien se anime…(no ya a viajar en bondi, que es mas peligroso que en avioneta en tormenta), sino un test para probarnos.
Este post aparece con unos días de retraso de cuando fue preparada su edición, debido a distintas razones entre ellas, un curso de Periodismo Digital que estoy desarrollando en la UNC.

Etiquetas: , , , , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home